Fiscalización y cumplimiento ambiental en Chile: principales avances, desafíos y tareas pendientes

El año 2010 se promulgó la Ley 20.417, que creó la Superintendencia del Medio Ambiente (sma), la cual entró en plenas funciones el 28 de diciembre de 2012. Los principales elementos de diseño de esta nueva institución se basaron en los resultados de las Evaluaciones del Desempeño Ambiental llevadas a cabo por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (ocde) en 2005, los que fueron indicados en el discurso de la Presidenta de la República el año 2008, al momento del ingreso del proyecto de ley propiamente tal. Si bien resultan evidentes los adelantos en materia de fiscalización y cumplimiento ambiental respecto del modelo de coordinación desarrollado e implementado desde 1994 a 2012, es necesario avanzar en incrementar competencias en el ámbito regional. El propósito de tales incrementos es limitar los conflictos de interés y superar los desbalances territoriales mostrados en términos de fiscalización, o las situaciones en que se vulnera la justicia ambiental, asociadas a la interpretación de los Planes de Descontaminación en distintas áreas urbanas del país. Junto con ello, se debe implementar mejoras legales sustanciales para que operen eficazmente los mecanismos de incentivo al cumplimiento de Planes de Reparación y Autodenuncia, entre otros aspectos.

Bergamini, Kay; Pérez, Cristian. Fiscalización y cumplimiento ambiental en Chile: principales avances, desafíos y tareas pendientes EURE, vol. 41, núm. 124, septiembre, 2015, pp. 267-277 Pontificia Universidad Católica de Chile Santiago, Chile

Leer documento completo

La rana del Río Loa en peligro

" "Investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile, realizaron diversas actividades que buscan conservar la Rana del Río Loa, una especie amenazada por la contaminación de las aguas y por la presencia de peces invasores.

Las acciones implementadas por los investigadores del Centro de Gestión Ambiental y Biodiversidad de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (Favet), Gabriel Lobos, Nicolas Rebolledo, y Andres Charrier, se enmarcan en el proyecto del Fondo de Protección Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente, que es ejecutado por el Museo de Historia Natural y Cultural del Desierto de Atacama y que cuenta con el patrocinio del Centro señalado.

El proyecto aborda medidas de conservación de una rana del género Telmatobius, que reúne a anfibios especializados para vivir en ambientes de altitud y que presentan grandes fluctuaciones en las temperaturas ambientales. El género se distribuye en bofedales, vegas, lagos, ríos y salares, con una distribución que comprende entre Ecuador y el norte de Argentina.

En Chile, se describen a la fecha 10 especies, siendo una de ellas el Telmatobius dankoi, solo conocido para el sector de las Cascadas del Loa. El proyecto tuvo por objetivo difundir la importancia de conservación de esta especie para la comunidad de Calama y realizar investigación en esta especie.

Dentro de las actividades realizadas, estuvo la visita a escuelas, radios, reuniones con autoridades, montaje de una exposición fotográfica de anfibios, entrega de trípticos y levantamiento de información de terreno.

Los desafíos futuros del proyecto, se orientaran a aunar esfuerzos que permitan la protección del hábitat de la rana de Danko, probablemente, uno de los vertebrados más amenazados por su restringida distribución y las amenazas que representa el crecimiento del área urbana de Calama, la contaminación de las aguas y la presencia de peces invasores como truchas y gambusia. A esto, se agrega como amenaza, el desconocimiento sobre la especie, un anfibio que muestra un microendemismo extremo, en uno de los desiertos más áridos del mundo.

Roxana Alvarado, Periodista